La crueldat, com quansevol vici, no ha de tenir cap motiu, nomès la oportunitat per executarla...

dissabte

El regreso

El regreso

Cuando lo conocí, él estudiaba Derecho y además trabajaba como una bestia. Había descubierto la fórmula de no dormir, se veía. Leía cuanta cosa le caía en las manos y le gustaba tomar vino y escuchar historias y opiniones. Era una esponja de absorber palabras, siempre callado, siempre curioso.
Un buen día él mismo descubrió quién era. Supo de golpe, como en una revelación, para qué había aprendido todo lo que sabía y a quienes iba a entregar todo lo que fuera capaz de dar en el tiempo de vida que pudiera vivir. De golpe se llenó de asco y de apuro. Fue el día en que lo echarón del empleo, porque le apagó un pucho en la cabeza al gerente, y la noche en que decidió dejar de estudiar porque descubrió que el Derecho no existía. El caballo hace al jinete y el bocado al diente: el Derecho era el derecho de muchos hombres a hacerse puré bajo la suela de pocos. Mandó todo a la mierda y se dedicó a organizar la rabia, como el decía, durmiendo donde fuera y comiendo si había. Lo que pasara con él, se le importaba un carajo. Había aceptado su destino cuando supo cuál era, o lo había elegido, no sé, pero sin hacer ningún drama con eso, como si la pobreza y el peligro de morir fueran una fiesta. Se había dado. Darse. Él sabía que no hay alegría más alta.

Eduardo Galeano


7 comentaris:

Aka ha dit...

Gran texto, existen momentos en la vida en que es necesario que nos reconciliemos con nuestros ideales y corramos tras ellos, que queramos experimentar la vida y entregarnos a ella, y para ella no hay nada mejor que lanzarse a la carretera o a la calle y dejarse arrastrar por la vida, sin posesiones, son con nuestros principios aunque la calle luego también los pervierta nos enseña mucho más que años de facultades y nos fortalece.
M'he sentit molt identificat amb aquest text, gràcies per l'entrada.
Una forta abraçada

Frida la Llorona ha dit...

Aka, es un texta d'en Galeano, un del meus preferits. Si puc dir-te que es el meu mirall i que hi han traços a la nostra vida que s'han de pendre aquets tipos de decisions, malgrat pensin que ets boix o cosetes pitjors....

Un té el dret innat de decidir per quin camí vols anar, i elmeu es aquets.

Dius que t'has sentit identificat i aixó es bó i m'agrada.

Una abraçada...., torna afer molta calor a Barna....

De cenizas ha dit...

De Galeano... qué decir.... ¡MAESTRO!

Calor dius? jo estic desfet!

besos

Frida la Llorona ha dit...

De cenizas, que grande Galeano cierto?

Insoportable la calor i la humitat d'aquesta ciutat nostra, mira de no desfer-te, ja arriva la tardor, nomès hem d'aguantar una micona mès....

Petons

Juan Ojeda ha dit...

Una gran verdad con la que acaba el texto, no hay grado más alto de felicidad que darse; en esa antojadiza hiper relativa marea que son las palabras pareciera que entregar se confunde con encontrar, con buscar, de nuevo encontrar, encontrarse...

maravilloso retazo nos has convidado Frida, me gustó eso de organizar la rabia,

Abrazos tequilosos del sur.

Aka ha dit...

No conec l'autor però si que em vaig sentir identificat. En un moment de la meva vida vaig necesitar deixar-ho tot per buscar no sé encara qué, però em va llençar a la carretera i viatjar, i em va servir molt, no sabria dir en qué però ho va fer. És una bona filosofia, però lo important és serntir-se bé amb un mateix.

una abraçada ben forta i sort amb el camí

Frida la Llorona ha dit...

Aka,tot el que descrius es ben bè com si parles jomateixa....

Tampoc em proposo sapiguer ón vaig ni perquè, to arriva en el moment adient.

M'omplen aquestes similitust i aquestes sincronies de pensament.

Gràcies amic, et torno l'abraçada i per descomptat que atesoro la teva.