La crueldat, com quansevol vici, no ha de tenir cap motiu, nomès la oportunitat per executarla...

dijous

Al despertar café frio

Quiero ser despertada por el saludo de árboles, campos y pájaros.
Si puedo elegir mi propia cárcel, que ésta sea el campo.
Allí nadie podrá atravesarme a ciegas.
No me acompañen tanto, puedo pedirles, queda lejano.
Empiezo a empaquetar todo, es la forma más certera de decir: es un hecho consumado.
Trataron de persuadirme.
Cuanto más categórica es una respuesta, más encumbra la duda.
El confinamiento me hace sentir más incapacitada de lo que soy.
Lo sé.
No quiero estar más aquí. Es fácil ser bueno cuando los demás lo son.
Y cuanto más categórica es una respuesta, más encubre y ensucia la duda.
Al final, nunca los hechos son tan importantes, sino la fantasia sobre los hechos.
Pienso en la fascinación de un testamento en vida.
Uno se puede vengar gozándolo.
Eso no les pasa a los muertos.
Cuánta arrogancia subyace bajo este  inconmensurable silencio.
Pero tomo la palabra, las que pronuncié cuando aún formaba palabras, la tomo y no se deja soltar, insiste, vuelve, esta palabra pretende sólo estrangularme.
Ausencia, esa es la palabra, ausencia sólo mía.
Nadie tiene cabida en ella.
Fuera del alcance de los otros, de todo otro, de los otros, intento reunirme y me escurro de mi misma.
Comprendo que ya no estoy, me voy yendo, no sé hacia dónde ni hacia qué.
He ido a reunirme con lo lejano, nadie me sigue.
Así como la ausencia me define a mí, la distancia define todo mi acontecer.

9 comentaris:

Juan Ojeda ha dit...

Me ha tocado el alma esta entrada, ausencia es una palabra que me visita a menudo/ y siempre es de uno mismo...

Es que al escribir, de algún modo apostar a la palabra nos convertimos en "distanciadores" (no "escritores" como creen algunos),,, distanciadores porque la palabra nunca alcanza, siempre es un intento, siempre es Otra.

Grandioso Frida, un gigante abrazo desde el sur.

Frida la Llorona ha dit...

Estimado Juan, somos tantos los tocados,visitados,e inmersos en ésa palabra...cierto? y desde luego sólo le pertenece a quién es apoderado de ella.
Escribir,es un acto de autoréplica,de comunión, de solitud.
Y ello es tan cierto como que no soy escritora, pero si distanciadora, acertaste de pleno, porque eres uno de mis pares,vós lo sabés amigo, hermano, espejo...
Abrazo atrozmente genuino amigo estimado.

Nebroa ha dit...

Después del texto, después de leeros, una se queda así como callada y muda, buscando en los dedos algo que rime con lo vuestro. Y no hay y no encuentro. Que los versos tristes siempre hicieron eco en el corazón que late lento y los poemas certeros siempre le pusieron a mis ojos una celda en los párpados.
Y así, el silencio se adueña de la ausencia y juntos me acompañan (de nuevo) muy lejos.

Frida la Llorona ha dit...

Nebroa, perteneces y vives del mismo taranná, formas parte de estos versos, de las mismas palabras.

Tus ojos no son celdas, son miel dulce y pura....

De cenizas ha dit...

No se puede poner puertas al campo...
"Qué descansada vida la que huyendo del mundanal ruido sigue la escondida senda...."


besos

Aka ha dit...

La ausencia es individual, y me ha gustado mucho como describes la sensación y el proceso, esa voluntad por aislarse, alejarse de las cosas y de uno mismo para volverse a buscar en otro sitio cuando el presente se muestra agotado. La ausencia es dolorosa, pero yo al menos también le veo una cara positiva, y es su capacidad creativa. Es en la ausencia cuando uno se cierra a escribir, a componer música, dibujar, a salir al encuentro de la vida para encontrar algo, es una oportunidad de volver a ser.

una abraçada ben forta Frida desde la tardo del nort

Frida la Llorona ha dit...

De cenizas, es cierto, no se pueden poner puertas, ni muros ni tan siquiera ventanas, pues dejaría irremediablemente de ser la esencia.


Besos.

Frida la Llorona ha dit...

Aka, siempre comprendes, siempre empatizas, describes perfecto el
sentimiento plasmado en mi misma.
Que bueno que eso sea así...en tot cas ho celebrarè amb un del teus vins d'exquisit color, textura i gust.


Petons ben forts i agraïts, tambè desde la tardor de Barcelona.

Lo que no me callo.... ha dit...

Te escurres de ti misma, tú lo has dicho... Qué bonita la entrada, cielo. Cómo me gustaría agarrarte para que no te escurras, pero es que no te dejas, eres muy resbaladiza, y eso lo tenemos que cambiar, eh???

Te quiero mucho, mi rubia!!!!

Besos.