La crueldat, com quansevol vici, no ha de tenir cap motiu, nomès la oportunitat per executarla...

divendres

El gran salto




He pegado un salto, un salto extraño
que me ha levantado más de tres palmos
Salía humo tan denso y blanco
y dentro tu y yo dentro de mi gran salto.
Teníamos miedo de mirar abajo
teníamos miedo y nos hemos quedado
medio abrazados, sintiendo el salto
sudándome las manos.
Los testigos oculares
dicen:  que salto!
Las madres les dicen a sus hijos
no os acerquéis que han saltado
Eramos tu y yo con el mundo a parte
y ahora será el mundo quién nos salvará
entre las ruinas de este salto.
Que eramos tu y yo y ahora no lo somos tanto.
Grito tu nombre entre el humo blanco
agarrate fuerte y si puedes caete
con los  dos pies y en sitio plano.
Y merecíamos una despedida
más digna de ser recordada
y no vernos destrozados
por la fuerza de la gravedad.
Tú saltadora que saltas saltos
tu amigo por siempre ambulante
que te dedicas a tus saltos.
Qué fácil todo. Que bien estás
en tus ojos iluminados
ya se intuye la inmensidad
de todo un mundo en tus manos
La noche se caerá
y desplegarás un sueño dulce y maltratado
de las saltadoras que saltan solas.
Y hasta mañana
fuera hace un aire tan suave
que el saltador se dormirá
y tendré cara de nada
solo cara de saltadora.













9 comentaris:

Juan Ojeda ha dit...

Hermosos versos,
fui subiendo entre las palabras, un enorme salto via pupilas;

Gracias, gracias, puede que me haya quedado cara de saltador.

Lo que no me callo.... ha dit...

Bonita entrada, amiga!!! Leyéndote me han dado ganas de coger tu mano y saltar contigo hacia el mundo ese que siempre hemos buscado tú y yo, hacia un lugar donde nos comprendan de verdad, un lugar utópico quería decir.... Besos miles, mi rubia!!!

Marlon ha dit...

Espectacular texto.

Saltar siempre (o casi siempre) es bueno.

Juan ha dit...

Hola Frida regreso para convidarte de este nuevo espacio, http://planzeta22.blogspot.com/, allí hay un texto inspirado en el video que compartiste días atrás,

Un abrazo desde el sur.

MalcoM ha dit...

Saltadora, no hay salto.
Se hace salto al saltar.

Al saltar se hace salto,
y al volver la vista atrás,
se ve el brinco que no has de volver a dar.

Saltadora :
No hay salto.

No hay salto que tú y yo no podamos saltar.




Mi beso s@ltado sobre tu almohada.

Frida la Llorona ha dit...

Juan: de vez en cuando es necesario pegar un buen salto y sin camas elásticas de por medio, si no, no tendría mérito.

PD:gracias mil de nuevo por mencionar en tu blog el mio....y con tan bellas palabras.

Un abrazo bien rojo amigo mio.

Frida la Llorona ha dit...

Rizos y margaritas, vengaaaaaaa saltemos juntas...sorpresa en el salto.

Besos miles a ti y miles de achuchones, y una margarita a tu pelo al viento.

Frida la Llorona ha dit...

Marlon, efectivamente, un salto de vez en cuando es muy efectivo.

Saludos cordiales.

Frida la Llorona ha dit...

Malcom, si hay salto y sólo se consigue saltando....

Mi beso también a ti.