La crueldat, com quansevol vici, no ha de tenir cap motiu, nomès la oportunitat per executarla...

diumenge

Violeta


Que por no nombrarte


te puse los colores violetas
tan sólo por no nombrarte
cuando se ven los violetas
no hay olvidos
aunque se adormece el color

2 comentaris:

Eli ha dit...

Aunque los sentidos se adormezcan, siempre hay algo que nos recuerda que eso que queremos (o quisimos) tiene un nombre.

PD: me encantan las violetas.

NOE ha dit...

Un color que siempre debe estar en la vida de todos.....transmuta para bien. Una flor que he visto nacer silvestre como todo lo bello. Junto con la margarita, también silvestre, son dos flores que nunca faltan en mis descansos de verano en el campo.

UN BESO